11 nov. 2018

TERESA MORO, MADRID 1970.
Vive y trabaja en Madrid.

BECAS Y PREMIOS (SELECCION)
2009-2011 Beca XI BECAS ENDESA PARA ARTES PLÁSTICAS 2004 Mención de honor 17 BIENAL DE PINTURA CIUDAD DE ZAMORA 2003 adquisición de obra en la IX BIENAL DE ARTES PLÁSTICAS CIUDAD DE PAMPLONA, Pamplona 2001 Beca del Colegio de España en París del M. De Cultura 1999 Premio PROGRAMA ARTE JOVEN 2000 DE LA FUNDACIÓN CAÑADA BLANCH Y CLUB DIARIO DE LEVANTE / 1º Premio  VI CERTAMEN PREMIO DE PINTURA Y ESCULTURA FUNDACIÓN DEL FÚTBOL PROFESIONAL 1994 Beca VII BECAS BANESTO DE CREACIÓN ARTÍSTICA

ULTIMAS EXPOSICIONES INDIVIDUALES
2018 SEGUIR PINTANDO, Galería MCO Arte Contemporánea, Oporto, Portugal.
2017 EL MUEBLE PERMANECE, Galería Trinta, Santiago de Compostela.
ZONA DE CONFORT, Galeria Espacio Líquido, Gijón.
LINEA ITALIANA, Solo Project. Galería Siboney. SETUP Contemporary Art Fair, Bolonia, Italia.
2016 intento de APROPIACION DE UNA SILLA DE PARIS II, SPIN-OFF Galería Siboney, Santander.
2015 INTENTO DE APROPIACION DE UNA SILLA DE PARIS Galería La Naval, Cartagena, Murcia.
2013 LA INVITADA INESPERADA Galería My name´s Lolita Art, Madrid.
2012 ATRACCIONES, Galería Siboney, Santander.
2010 POCO IMPORTA, Galería My name´s Lolita Art, Valencia.
2009 LA COLECCIONISTA, Galería Bacelos, Vigo.
2008 EMBOSCADA, CAB, Centro de Arte Caja Burgos, Burgos.

ULTIMAS EXPOSICIONES COLECTIVAS (SELECCION)
2018 GABINETE ART ON PAPER. Madrid. Sección Las Tentaciones de Velázquez 2017 DIBUJAR LA TORMENTA Biblioteca Central de Cantabria, Santander / ESTAMPA. Sección MAPA. Galería My Name´s Lolita. Madrid / FERIA MARTE. Castellón. Galería Espacio Líquido, Gijón / ART ON PAPER NY, M.E.N. Gallery, NY2016 GALLERY SWEET GALLERY II. Galería Siboney, Santander / CASA-ESTUDIO-CALLE-BARRIO Centrocentro Palacio de Cibeles, Madrid / PAPERWORK, SPANISH COTEMPORARY DRAWING TAM Today Art Museum, Pekín / ECCO DOMUS Art House, Jersey City / PINTURA EN VOZ BAJA. Ecos de Giorgio Morandi en el arte español Centro José Guerrero, Granada 2015 XXIII CERTAMEN DE DIBUJO GREGORIO PRIETO, Fundación Gregorio Prieto, Valdepeñas / IX CERTAMEN NACIONAL DE PINTURA PARLAMENTO DE LA RIOJA, La Rioja  / EL TIEMPO DE LAS CANCIONES”, Galería My name´s Lolita Art, Madrid 2014 ROSEBUD. Vuelapluma Ediciones, Madrid / 3 PROYECTOS. “EN LA HABITACION”. Fundación FIART, Madrid 2013 FREESTYLE,,PERSPECTIVAS DEL DIBUJO CONTEMPORÁNEO, Fundación Caja Murcia, Cartagena /  BECARIOS ENDESA 11, Museo de Teruel / “NEWS, FRIENDS AND EVENTS”, La New Gallery, Madrid / “ME, MYSELF AND I”, IV CERTAMEN DE DIBUJO CONTEMPORANEO PILAR Y ANDRES CENTENERA, Centro Cultural Casa del Reloj, Madrid 2012 Selections from the Hoggard/Wagner Collection, English Kills Art Gallery, Brooklyn, New York / INCURABLES. Galería Guillermina Caicoya, Oviedo / EXTRARRADIO. MAG, Elche

COLECCIONES (SELECCION)
MOMA (Colección Rothschild de Dibujo), Nueva York / CGAC / Ministerio de Cultura España / Colección Colegio de España Paris. /  Hoggard Wagner Art Collection / Ayuntamiento Pamplona / Fundación Cañada Blanch / Diputación de Cádiz / Fundación del Fútbol Profesional / Banco Sabadell / Unicaja Málaga / Museo Municipal de Arte Contemporáneo, Madrid / DA2 Colección Coca-Cola España, Domus Artium, Salamanca  /  Museo Unión Fenosa Gas Natural / CAB de Burgos / Colección La Naval, Cartagena / Colección Himalaya.

SEGUIR PINTANDO. Exposición en la galería MCO Arte Contemporánea.

Acaba de inaugurar en Oporto (Portugal), y podrá visitarse hasta el 15 de enero.

SEGUIR PINTANDO

  Mis noches mejoran y me siento más fuerte. Estoy retomando el contacto con mis cosas y querría que ellas me aceptaran para poder volver al trabajo” Eso le contaba Henry Matisse a un amigo en una carta en mayo de 1941, en plena II Guerra Mundial, sólo unos meses después de ser operado a raíz de una grave enfermedad. Tras restablecerse milagrosamente, y a pesar de que la mala salud y los dolores ya no le abandonaron, el pintor se lanzó con una energía increíble al trabajo durante los siguientes 13 años hasta su muerte. Tenía la sensación de haber resucitado y que le habían obsequiado con una vida extra. No era capaz de estar levantado mucho tiempo así que dibujaba y pintaba en la cama, apoyado en almohadones. Lo admirable es que la obra que realizó en ese periodo nunca reflejó el calvario por el que estaba atravesando, al contrario rebosa color, alegría y vitalidad.

 

Matisse, cama. 2018. Acrílico/tela. 114x146 cm.

  
Matisse trabajando en su cama.

En La Zanja luminosa, un texto  maravilloso sobre los talleres de los artistas, reflexionaba el historiador Ángel González acerca de la diferencia entre el estudio del pintor y el taller del escultor. El maestro tenía claro que la misma palabra taller, invitaba a pensar que allí el escultor trabajaba sin descanso, mientras que, el estudio constituía para él un misterio, y se preguntaba _ ¿Quién sabe lo que hacen los pintores en sus estudios? ¿Dormir? ¿Soñar tal vez?_  Siguiendo este pensamiento podemos imaginar que aquellos artistas que sueñan en el estudio posiblemente pintan en la cama.


 
E. Hopper, cama. 2018. Acrílico/tela. 35x35 cm.

 
La lectura del escrito de Ángel González nos lleva de visita por los espacios de trabajo de grandes creadores del siglo pasado. Algunos como Brancusi, Calder, Derain, Matisse o Warhol reaparecen en la heterogénea lista de autores que han ido poblando este proyecto que ahora  puede verse en la galería MCO.  
Proyecto que consiste en  indagar y llevar a cabo una investigación (nada rigurosa) para conocer no sólo donde trabajaban o dormían (soñaban),  sino como vivían o de que se rodeaban esos artistas. Así hemos averiguado que Brancusi se fabricaba él mismo todos los objetos de uso cotidiano, desde el sofá a la pipa. Que el mínimal americano Donald Judd construía sus propios muebles, cuando no  recurría a los del arquitecto holandés Gerrit Rietveld, por el que sentía predilección. A veces tienen firma, aunque lo normal es que se trate de artículos de diseño anónimo y siempre a años luz de la clonicidad que invade nuestros hábitats en estos tiempos, como latas y botes reciclados para su uso en el estudio, o mantas y cojines en cuyos diseños se adivinan conexiones con la obra de sus respectivos propietarios. 
 
Brancusi, pipa. 2018. Acrílico/tela. 18x18 cm.
D. Judd, mesa roja y silla roja y azul. 2018. Gouache/papel. 28x38 cm.


El crítico de arte francés Georges Duthuit,  (a la sazón yerno de Matisse ), y asiduo visitante de aquel atelier del callejón Ronsin donde trabajaba y vivía Brancusi, opinaba que el escultor “restauraba la dignidad embarullada, marchita y olvidada de las cosas”. Porque es la relación y el contacto con sus dueños la que produce la transformación de esas cosas corrientes en únicas. Y es por ese estatus de singularidad por lo que son incorporadas a este inventario, el cual se nutre principalmente de pistas y hallazgos en Internet y otras publicaciones. Sin embargo de vez en cuando, viendo una exposición o tras peregrinar a una casa museo, ocurre un encuentro mágico, en esos momentos se puede sentir el “efecto reliquia” que emana de esos enseres o utensilios que pertenecieron a artistas a los que se venera. 


 
Rothko, silla. 2018. Gouache/papel. 28x38 cm.


Mark Rothko trabajando en su estudio de Staten Island.


Díaz-Caneja, silla. 2018. Gouache/papel. 28x38 cm.

 
Juan Manuel Díaz-Caneja sentado en su estudio.


Magritte, cama. 2018. Acrílico/tela. 35x35 cm.

René Magritte con su perro en brazos junto al escritor Louis Scutenaire.

La emoción, lo afectivo y la libertad se reparten el mando de un método de selección que traza un camino salpicado por infinidad de desvíos, coincidencias, y revisiones. En las paredes de la sala eso se traduce en una disposición de las obras en gabinete a las que acompaña documentación gráfica y anotaciones.

 
Vista de la exposición en MCO.
Obstinarse en convertir a estos objetos íntimos en protagonistas de la obra, y además hacerlo pintando, hoy en día constituye un acto de resistencia frente a la estandarización. También es una manera de rendir tributo a nuestros maestros, y de proclamar que una no concibe la práctica artística separada de la vida (cotidiana).  
Toda una reivindicación de la creación como experiencia extraordinaria, que explica muy bien el escritor y crítico Germán Huici cuando califica a “los artistas y al arte de elementos subversivos  dentro de esta sociedad del espectáculo en eterna reposición”.


Georgia Okeeffe en su estudio.

G. Okeeffe, muebles de pintar. 2018. Gouache/papel. 51x66cm.

Georgia Okeeffe en su estudio de su casa en Nuevo México.


Otra vista del montaje en MCO.


*Texto en Portugués:

            CONTINUAR A PINTAR
«As minhas noites melhoram e sinto-me mais forte. Estou a retomar o contacto com as minhas coisas e queria que estas me aceitassem para poder regressar ao trabalho». Era isto o que escrevia Henry Matisse, a um amigo, numa carta escrita em maio de 1941, em plena II Guerra Mundial, meses depois de ter sido operado, na sequência de uma grave doença. Depois de uma recuperação milagrosa, e apesar dos problemas de saúde e das dores constantes, o pintor lançou-se ao trabalho, com uma energia incrível, durante os 13 anos que precederam a sua morte. Tinha a sensação de ter ressuscitado e de o terem brindado com uma vida extra. Não era capaz de se manter levantado durante muito tempo, pelo que desenhava e pintava na cama, apoiado em almofadões. O mais surpreendente é que a obra que executou durante esse período nunca refletiu o calvário pelo qual passou; muito pelo contrário, transborda cor, alegria e vitalidade.
Na «La Zanja luminosa», um maravilhoso texto sobre as oficinas dos artistas, o historiador Ángel González fazia uma reflexão sobre a diferença entre o estúdio do pintor e a oficina do escultor. O professor tinha a certeza que essa mesma palavra, oficina, convidava a pensar que, ali, o escultor trabalhava sem descanso, enquanto que o estúdio constituía, para ele, um mistério, e questionava-se: Quem sabe o que fazem os pintores nos seus estúdios? Dormir? Sonhar? Seguindo esta linha de pensamento, podemos imaginar que os artistas que sonham, nos seus estúdios, possivelmente pintam na cama.
A leitura do que escreveu Ángel González leva-nos a uma visita pelos locais de trabalho dos grandes criadores do século passado. Nomes como Brancusi, Calder, Derain, Matisse ou Warhol reaparecem na heterogénea lista de autores que foram povoando este projeto que, agora, se pode ver na galeria MCO.
Projeto que consiste em questionar e levar a cabo uma investigação - nada rigorosa - para conhecer, não só onde estes artistas trabalhavam, ou dormiam (sonhavam), mas também como viviam ou de que se rodeavam. Nesse sentido, apuramos que Brancusi fabricava os seus próprios objetos do quotidiano, desde o sofá até ao cachimbo. Que o minimalista americano, Donald Judd construía os seus próprios móveis, quando não recorria aos do arquiteto holandês Gerrit Rietveld, pelo o qual tinha uma grande predileção.
Às vezes têm assinatura, ainda que o normal é que se tratem de artigos de design anónimo e a anos luz da clonagem que invade os nossos habitats, nos tempos que correm, como latas e potes reciclados para uso próprio, ou no estúdio, ou mantas e almofadas decorativas, em cujos desenhos se adivinham conexões com a obra dos respetivos proprietários.
O crítico de arte francês, Georges Duthuit, (à data, genro de Matisse), e visitante assíduo daquele atelier da ruela Ronsin, onde vivia e trabalhava Brancusi, considerava que o escultor «restaurava a dignidade confusa, mirrada e esquecida das coisas». Porque é a relação e o contacto com os seus proprietários que produz a transformação dessas coisas vulgares em únicas. E é por esse status de singularidade que são incorporadas a este inventário, o qual se alimenta, essencialmente, de pistas e achados na Internet e outras publicações. No entanto, pontualmente, vendo uma exposição, ou após uma visita a casa museu, acontece um encontro mágico. Nesses momentos, pode sentir-se o «efeito relíquia» que emana desses objetos ou utensílios que pertenceram aos artistas que veneramos.
A emoção, o afetivo e a liberdade distribuem-se sob a batuta de um método de seleção que traça um caminho salpicado por uma infinidade de desvios, de coincidências, e de revisões. Isso traduz-se, nas paredes da sala, numa disposição das obras expostas, acompanhadas de documentação gráfica e de anotações.
Obstinar-se em converter estes objetos íntimos em protagonistas da obra e, além disso, fazê-lo, pintando, constitui, hoje em dia, um ato de resistência frente à estandardização. É igualmente uma forma de prestar homenagem aos nossos mestres e de proclamar que não se concebe que a prática artística seja dissociada da vida quotidiana.
É toda uma reivindicação da criação, como experiência extraordinária, cujo escritor e crítico Germán Huici muito bem explica, quando qualifica aos «artistas e à arte de elementos subversivos dentro desta sociedade do espetáculo em eterna reposição».
Outubro de 2018
Teresa Moro

Mas información en http://mcoartecontemporanea.com/index.html

18 abr. 2018

Camas y otros objetos de artistas.


Camas y otros objetos de artistas

 
Podrán verse en la sección LasTentaciones de Velázquez, comisariada por Julieta de Haro, dentro de la feria de obra sobre papel GABINETE 2018. Que se inaugura mañana. Y que permanecerá abierta hasta el domingo en el Centro Cultural de la Villa, en la Plaza de Colón de Madrid.




La propuesta de la comisaria incluía la premisa de instalar las piezas en formato de gabinete. 
La tradición de los “gabinetes de curiosidades” o Wunderkammern fue iniciada por los príncipes alemanes a finales del s. XVI , en ellos acumulaban de forma heterogénea un gran número de objetos relacionados con el saber, la ciencia y el poder.  Pero cuando realmente se popularizaron estos espacios fue en el s. XIX , entonces los coleccionistas empezaron a llenar de manera obsesiva aquellas habitaciones privadas con toda clase de muebles, libros, cuadros y sobre todo objetos de la más diversa índole y procedencia. 


Vista de la instalación en la feria Gabinete 2018.





Esa forma de colgar los dibujos no podría ser más adecuada para mi trabajo actual. De hecho es en la que me encuentro más cómoda ultimamente ya que refleja de manera fiel la disposición de la obra en mi estudio durante el proceso de realización.

Inventariar es una característica de mi trabajo y uno de esos recursos en los que más obstinadamente me apoyo a la hora de trabajar. Siguiendo la estela del escritor Georges Perec, creo registros de imágenes clasificadas y elaboro listas de futuros acrílicos o gouaches. Reinterpreto mis temas. Y suelo prolongar en el tiempo mis series hasta el agotamiento (practicando lo que se llama work in progress). Y utilizo las conexiones que voy estableciendo entre los objetos a la hora de colocarlos en la pared, donde agrupo mis obras en familias o colecciones, practicando la repetición y la acumulación. 
 
Pared de mi estudio. 2018.


En GABINETE mostraré  trabajos del 2018, (salvo uno que he colado de 2016). Todos pertenecientes a las series de las camas y otros objetos de artistas. 
El hilo conductor es como siempre mi intención de sacar a la luz lo especial que yo percivo en esos objetos, y que sobretodo viene dado por la relación íntima con sus dueños. Al destacarlos me propongo que se nos revelen desde un punto de vista nuevo. 

La colección que compone mi gabinete en Las Tentaciones de Velázquez incluye:

La cama de Matisse. A raiz de una operacion en 1941, po un cancer,  quedó bastante tocado y ya hasta su muerte en el 54 le costaba mucho permanecer de pie. Existen infinidad de fotografías en las que aparece trabajando en la cama.



3 camas de Donald Judd. La que se construyó para él y su familia en el impresionante edificio industrial de Manhattan que ahora alberga la sede de su fundación en NY, y otras dos de su casa y su estudio en Marfa, Texas.
También de su casa neoyorquina, he hecho un guache de una mesa con las sillas  ZIGZAG de Rietveld. Judd era un gran coleccionista de mobiliario y sentía devoción por los diseños del movimiento DeStijl. Y también él mismo fue un magnífico creador de muebles. He dibujado un modesto taburete hecho por él.






Una nueva versión de la cama de Louise Bourgeois. La artista habitó durante más de 50 años en un piso del Barrio de Chelsea en Manhattan que desde hace poco está abierto al público. Allí se puede ver un velador donde ella trabajaba y recibía a las visitas en aquellas míticas reuniones de artistas que tenían lugar en su casa.


La cama del estudio de Morandi en su casa en Bolonia. Rodeada de los objetos que pintaba.


Varios objetos fabricados por el escultor Brancusi. Un sillón, un taburete que son a la vez esculturasy una pipa que Brancusi, fumador empedernido, se construyó. Y que yo no me he resistido a dibujar.



Cama de Matisse. 2018. 51x66 cm. Gouache/papel



Cama D. Judd NY. 2018. 51x66 cm. Gouache/papel


Cama estudio D. Judd Marfa. 2018. 28x38 cm. Gouache/papel


Dormitorio navajo D. Judd Marfa. 2018. 28x38 cm. Gouache/papel


Cama L. Bourgeois. 2018. 28x38 cm. Gouache/papel


Mesa y sillas L. Bourgeois. 2018. 28x38 cm. Gouache/papel
  

Mesa con sillas ZIGZAG D. Judd NY. 2018. 28x38 cm. Gouache/papel


Cama de Morandi. 2018. 35X35cm. Acrílico/tela.


Sillón Brancusi. 2018. 19x28cm. Gouache/papel.

Taburete Brancusi. 2018. 19x28cm. Gouache/papel.

Taburete Brancusi. 2018. 19x28cm. Gouache/papel.

Pipa de Brancusi. 2018. 13x21cm. Gouache/papel



Tampoco he podido resistirme a poner mis propios objetos al lado de los de todos ellos.


Sillón rojo y mesita verde. 2016. 28x38 cm. Gouache/papel





 




31 may. 2017

EL MUEBLE PERMANECE de Teresa Moro + EL HUMO DE WALTER de Edu López.


EL MUEBLE PERMANECE

Exposición en TRINTA ARTE CONTEMPORANEA.

Del 25 de Mayo al 15 de Septiembre de 2017.

Vista de la exposición en Trinta

 

“Construye para la eternidad y los objetos podrían convertirse en reliquias del pasado. Construye para una generación y podrían durar varias generaciones” Jean Prouvé.


“El hombre pasa y el mueble permanece: permanece para recordar, para testimoniar, para evocar a quien ya no está, a veces para desvelar algunos secretos celosísimos, que el rostro del hombre, su mirada, su voz ocultaban tenazmente”. Alberto Savinio.


En la galería Trinta se presentan mis dos series recientes sobre mobiliario del siglo XX. Una que traza un panorama de mis vínculos con piezas italianas de la segunda mitad del siglo. Y la que rastreaba el origen de una silla Standard de Jean Prouvé.
En ambas, mi acercamiento e interés hacia los objetos tiene un detonante afectivo, para después sin una meta marcada, ir avanzando en una deriva que me lleva a visitar distintos lugares y a conocer a fascinantes creadores.

LINEA ITALIANA (2016-17)

Instalación Linea Italiana

Surgió a raíz de la invitación para hacer un proyecto en Italia. Para mi fue sorprendente el afloramiento de un caudaloso reguero de nexos casuales y sintonías personales con el mobiliario italiano. Y decidí darle forma de instalación de dibujos, trazando un diagrama que recogería el Inventario de todos los vínculos que me unen de algún modo a esas piezas de diseño. 


Detalle LInea Italiana


El punto de arranque es la casa museo de Morandi, en Bolonia. En sus instalaciones donde se conservan los objetos del artista, usan la silla PLIA de Piretti. Objeto de culto, superventas desde su presentación en 1968. Se sigue vendiendo en la actualidad y ha inspirado numerosas imitaciones. Identifico una versión española de los años 80 en una cocina familiar.
El gráfico se va abriendo en ramas para marcar nuevas conexiones, como la que detecto con la silla plegable que regalamos unas navidades a mi suegro. Resulta ser el modelo PRAIA, que comercializó el editor boloñés Dino Gavina en los años 60 inspirándose en un diseño anónimo del s.XIX, .
También he averiguado que los muebles que decoran el salón del apartamento de unos amigos donde pasamos unos días el pasado agosto, son todos piezas originales de la época más brillante del MADE IN italy. Las mesitas apilables donde apoyábamos las cosas son las MAREMA, creadas por GianFranco Frattini en 1967. La mesa baja del salón en la que jugaban a las cartas los niños, es el mueble bar BACCO obra de Sergio Mazza de 1967, y las butacas de colores se llaman GAIA, son de Carlo Bartoli, del 65 y forman parte de la colección permanente de diseño del MOMA.
Mesa Bar BACCO, 2017. Gouache sobre papel. 28 x38 cm.

Durante años he dado diversos usos a un modulo de plástico naranja que recogí en la calle cerca de mi antiguo estudio. Hoy sirve de mesilla de noche a mi hija, y se que es una Unidad Apilable de Almacenaje 4970/84, diseño de Anna Castelli del 67 para Kartell.

Dormitorio de mi hija Carmen, 2017. Gouache sobre papel. 28x 38 cm.

El relato se cierra en mi casa en Madrid, con otro de mis “hallazgos callejeros” que ha dejado de ser anónimo. Los 2 taburetes que tuve la pulsión de rescatar, porque me parecieron especiales, después de que alguien los hubiera abandonado en la basura, se llaman EFEBO y los diseñó el americano Stacy Dukes en 1966 para la empresa Artemide de Milán.

INTENTO DE APROPIACION DE UNA SILLA DE PARIS (2015-16)

Instalación Intento de apropiación de una silla de Paris

Mi investigación sobre aquella silla solitaria que me encontré en el estudio de la Ciudad Universitaria en París, me llevó primero a la cafetería de la Residencia de Ingenieros Industriales (ya no existe, porque fue cerrada debido a los destrozos que sufrió en Mayo del 68). Jean Prouvé fue el encargado de amueblar aquel recinto inaugurado al terminar la guerra a principios de los 50. 


Al continuar mis pesquisas me interesó la casa que en esa misma época Prouvé se construyó en la ciudad de Nancy donde estaba ubicada su fábrica. Siempre echó mano de sus diseños y prototipos para decorarla. En el comedor además de las sillas Standard, la familia tenía una curiosa mesa de 3 patas que Pierre Jeanneret les había regalado especialmente pensada para ellos.


El diseñador francés buscó siempre en sus creaciones la sencillez y la economía de producción, sin embargo, aquellos muebles firmados por él, bellos y  funcionales, son ahora preciadas piezas de colección. 




En esta ocasión comparto la galería con el artista Edu López (Donostia 1965). Un placer para mi, porque es un artista al que admiro desde hace años. El diálogo entre su trabajo y el mio funciona estupendamente. Edu ha titulado la muestra que presenta en TRINTA, El humo de Walter. ( Ese Walter no es otro que el arquitecto y fundador de la Bauhaus Walter Gropius). 

Vista del montaje de Edu López