9 feb. 2017

PROYECTO LINEA ITALIANA.



LINEA ITALIANA. Installation view at SetUp Contemporary Art Fair 2017.
La galería Siboney me pidió un proyecto para mostrar en enero de 2017 dentro de la sección Drawing the World comisariada por Mónica Álvarez de Careaga, incluida en la feria SetUp de Bolonia, Italia.

Acepté entusiasmada la petición, no todos los días te dan la excusa para viajar a la cuna de Morandi. Y Puse en marcha una práctica habitual en mi trabajo; iniciar un rastreo en busca de cosas aparentemente ordinarias de mi entorno cotidiano, que, esperaba, me sirvieran para desarrollar un acercamiento al tema.

El producto de esa primera prospección fue sorprendente, yo no imaginaba que pudiera salir a la luz todo un reguero de nexos casuales y sintonías personales con el diseño italiano más emblemático del s.XX. Así que de inmediato quise registrar con ayuda de dibujos todos los vínculos que iba descubriendo y que me unían de algún modo a esas piezas de diseño. 
 
LINEA ITALIANA diagram.

El resultado es LÍNEA ITALIANA, una instalación de pared donde hago recuento de esa investigación. Le he dado la forma de un diagrama, en el cual además de los muebles que he podido inventariar en primera persona  he añadido algunos homenajes a modo de eslabón para conseguir que el relato vaya enlazandose. 




installation view (project in my studio)

Morandi's bed at his studio.


He tomado como punto de partida la ciudad de Bolonia donde nació, vivió y trabajó el pintor Giorgio Morandi. El primer dibujo es una escena de su estudio, que se conserva con el resto de sus cosas y enseres en su casa, ahora Museo Morandi. Alguna de sus salas está amueblada con la silla Plia, objeto de culto y superventas desde el año 1968, obra del también boloñés Giancarlo Piretti para Anonima Castelli. Se sigue vendiendo en la actualidad y ha inspirado numerosas imitaciones. Identifico una silla Plia en el local de mi amigo el artista Ramón Mateos en Madrid, otra que mi amigo Pelayo Varela tiene en su estudio, y una versión muy conseguida fabricada en España en los años 80, que está en una cocina familiar en Palencia.



Casa museum Morandi

 
Installation view



De Bolonia, procedía otro de los editores de muebles más interesantes del siglo pasado, el audaz Dino Gavina. Quien fue el primero en obtener los derechos para producir en serie los diseños de Marcel Breuer, entre otros la silla Wassily. En este punto detecto una nueva conexión, resulta que la silla plegable que regalamos unas navidades a mi suegro, es el modelo Praia, inspirado en un diseño anónimo del s. XIX.  y comercializado en los años 60 por Gavina Spa.

 
Dino Gavina portrait by Margarita Ceccini

 
Praia Tripolino chair.


Praia chair at my father in law's house. Palencia

Omaggio Andy Warhol stools.



Dino Gavina impulsó varias firmas de muebles, una de ellas, Simon, editó entre otros, el Taburete Homenaje a Andy Warhol en 1972.
Gavina procuró reclutar a los mejores arquitectos y diseñadores del momento, como Vico Magistretti quien ideó en 1962 para Gavina Spa la mutante mesa de centro Caori, cuyos lados y tapa se abrían para  diferentes usos. Este arquitecto milanés trabajó para muchos otros fabricantes, para Artemide hizo en 1969 la silla Selene y en 1970 la butaca Gaudi, y precisamente estos dos asientos llamaron hace unos años mi atención en el Instituto Italiano de Cultura de Madrid, y conservo unas fotos que les saqué en aquella ocasión. En 1959 creó Magistretti la silla Carimate para Cassina.


Caori Ttable

Carimate chair


Carimate livingroom

 
Con esta misma casa dos años antes diseñó Gio Ponti la elegante silla Superleggera.  Y remontándonos más atrás, en 1940 fue el polifacético Carlo Mollino quien hizo una silla para Lisa y Gio Ponti

Gio Ponti with his chair

Superleggera Chair


Chair for Lisa and Gio Ponti





También he averiguado que los muebles que decoran el salón del apartamento propiedad de unos amigos donde hemos pasado unos días el pasado agosto son todos piezas originales de la época más brillante del diseño “Made in italy”. Durante esos días de verano, no sabía que las mesitas apilables donde apoyábamos las cosas son las Marema, creadas por GianFranco Frattini en 1967 para Cassina. La mesa baja del salón en la que jugaban a las cartas los niños es el mueble bar Bacco, obra de Sergio Mazza de 1967 para Artemide, y las butacas de colores se llaman Gaia, son de Carlo Bartoli, fueron producidas por Artflex  en 1965 y forman parte de la colección permanente de diseño del MOMA. 

 
Marema side tables


Bacco bar table

 
Gaia armchair


Zas family living room


Summer apartment. Zas family. Galicia.



Con el arquitecto y diseñador Carlo Bartoli tengo otro nexo, ya que en mi estudio se encuentran dos ejemplares de su silla 2875 heredados,  que vende Kartell desde 1970. Y se que mi amigo Pelayo Varela tiene varias en su casa estudio de Javea.

 
 Kartell 2875 chairs


Pelayo Varela studio. 2875 white chair

View of the Installation




Durante años he dado diversos utilidades a un módulo de plástico naranja que recogí en la calle cerca de mi antiguo estudio. Hoy sirve de mesilla de noche a mi hija y se que es una Unidad Apilable de Almacenaje 4970/84, diseñada por Anna Castelli en el 67 para Kartell.


My daughters bedroom with the 4970/84 unit
A bedroom from the late 60's with the 4970/84 unit



La lista se cierra en mi casa, en Madrid, con otro de mis “hallazgos callejeros” que ha dejado de ser anónimo. Los dos taburetes que tuve la pulsión de rescatar, porque me parecieron especiales, después de que alguien los hubiera abandonado en la basura. Se llaman Efebo y son obra del americano Stacy Dukes, para la empresa Artemide de Milán en 1966.
My two efebo stools. In my garden.
Efebo stools